Una mala combinación de alimentos puede provocar que los nutrientes no se absorban, puede hacernos sentir digestiones lentas y pesadas, y darnos intensos mareos después de comer (porque la sangre se dirige al estómago debido a la mala digestión.) Artículo publicado originalmente en generandoconciencia.com, portal que recomendamos explorar por su buena selección de información propositiva en español. Gracias a David D por la recomendación, vital para quienes andamos en un proceso de reaprendizaje sobre hábitos alimenticios! DJ

Una ciencia llamada trofología estudia la correcta asimilación de los nutrientes basando sus estudios en el PH de los alimentos, y en las 5000 enzimas que utiliza el estómago para procesarlos. Nosotros hemos extraído de la trofología, la parte que nos interesa, que es la alimentación vegetariana.

Para construir este artículo, nosotros nos hemos guiado principalmente por la tabla del Dr. Flint, médico naturista, puedes ver la tabla haciendo clic aquí.

Adicionalmente te recordamos que esto no es un consultorio clínico, ante cualquier duda consulta a tu médico o un nutricionista matriculado (y si es vegetariano mucho mejor) Nosotros sólo estamos aquí para brindarte una mano.

Presta atención a “cómo te caen las cosas”

Cualquier persona puede probar en sí misma la veracidad de la mala combinación de los alimentos.
Por ejemplo, tú podrías hacer la prueba de que “tan bien te cae” mezclar semillas de sésamo, con naranjas, copos de maíz y una tacita de café en un mismo desayuno, o mezclar lentejas, arroz integral, arvejas y papas en un mismo almuerzo.
Después de hacer las pruebas, en el primer caso te diríamos que no comas nada más por algunas horas después de que te marees, y en el segundo caso te diríamos que mantengas unos 4 metros de distancia de todo ser humano por 1 o 2 días seguidos (tus amigos y tus familiares te agradecerán esto.)

En todos los casos, será tu propio cuerpo el que te dirá si estas haciendo bien las cosas, cuando sepas combinar bien los alimentos, verás que “te caerán” tan livianas como un vaso de agua, y con el tiempo sentirás a tu cuerpo fuerte y en mejor estado.

Las frutas

Las frutas son una excelente fuente de fibras y vitaminas. Son extremadamente conocidos los beneficios de consumir frutas en forma regular: desde que ayudan a disminuir el colesterol y adelgazan, hasta que mejoran la presión sanguínea y previenen la caída del cabello.

Pero las frutas tienen el “defecto” de que no deben ser combinadas con ningún otro alimento. Para poder consumir frutas hay que esperar 3 horas después de cada comida, (que es el tiempo aproximado en que tarda el estómago en digerir los alimentos.)
La gran excepción a todo esto, es nuestra querida y preciada manzana, que se puede combinar con lo que se quiera y de la manera que se quiera.

Combinar alimentos frutas
Otro dato a tener en cuenta, es que no conviene combinar determinadas frutas. Se pueden combinar entre sí sin dramas las frutas ácidas (como las naranjas, la mandarina o el pomelo), pero las frutas ácidas no convienen ser mezcladas con la banana por ser feculenta. (¿Nunca le cayó mal una inocente ensalada de frutas?)

El tomate tiene características de las frutas, y por lo tanto, puede consumirse sin ningún tipo de problemas, pero lejos de las comidas (¿Nunca repitió un plato de pastas con abundante salsa de tomate?)

Frutas preferidas por sus vitaminas: Primer lugar para el melón, segundo lugar para las naranjas, tercer lugar para el pomelo.
frutas
Los líquidos

Es importantísimo para el cuerpo consumir al menos 2 litros de agua en forma diaria. Miles de veces hemos escuchado esta recomendación por parte de nutricionistas, médicos clínicos, naturistas, etc.
Pero no es bueno tomar agua junto con las comidas. ¿Por qué? Porque el agua “inunda” a las comidas complicando la digestión.

A algunos se les hace difícil no tomar agua cuando comen, ya que la boca se les seca con comidas saladas o picantes. Lo ideal es servirse solo un vasito de agua e ir tomando de a poquito solo lo necesario.

Lamentablemente, están muy de moda los líquidos basura, las gaseosas no son buenas para el cuerpo ni para el medio ambiente por el desecho de plástico que genera su consumo. Antes que las gaseosas con las comidas, es preferible -TODA LA VIDA- tomar agua (aunque servir líquidos con las comidas, no es recomendable.)

La coca-cola y el café descalcifican los huesos. La coca-cola corroe los dientes, y se utiliza para desoxidar tornillos, es buena para limpiar monedas y quitar pegamentos de metales. La coca-cola al igual que el café colabora para impedir la absorción del hierro.

El café es una bebida muy eficaz para despertarse, además de que es delicioso para acompañar desayunos con masitas, pero su consumo regular es totalmente desaconsejable, ya que cada vez que uno consume café, orina calcio. En el caso de optar por tomar café, lo mejor es hacerlo 3 horas lejos de las comidas.

El “te”, también arrastra las vitaminas consumidas, si lo tomamos inmediatamente después de las comidas, p or lo que es recomendable dejar pasar 2 horas para consumir alguna infusión. No hay problemas con las infusiones si lo consumimos con algo rico que no tiene vitaminas ni nutrientes, como un te con masitas en una merienda.

Combinar alimentos - líquidos
Las verduras

¡Las verduras son una maravilla para el cuerpo humano! Las podemos combinar con lo que se nos ocurra, con cereales, con legumbres, con semillas, y entre ellas. Se pueden comer todas las verduras que se quieran. Dentro de las verduras, también incluiremos a las hortalizas (que son el fruto del plantón de las verduras)

Las verduras son muy ricas en vitaminas, minerales y proteínas, aunque hay algunas verduras que son más nutritivas que otras. También hay que considerar que las verduras crudas o con escasa cocción son SIEMPRE más ricas en nutrientes que las verduras hervidas.

En toda dieta vegetariana no deben faltar:
Espinacas, por tener la combinación de proteínas y vitaminas más completa de todas las verduras y hortalizas
Brócoli y coliflor, los cuales tienen una combinación muy equilibrada de vitaminas y minerales.
Morrón, el cual es una excelente fuente de vitamina C (1 morrón tiene de 6 a 8 veces más vitamina C que una naranja)
Zanahoria, es la única verdura que aporta vitamina A de forma realmente significativa para el cuerpo humano (el melón y la avena son las otras 2 fuentes vegetales de vitamina A)
Repollo (col) e hinojo. Al momento de preparar ensaladas, hay que tenerlos en mente, ya que tienen una gran cantidad de vitaminas y minerales, lo que los convierten en alimentos muy recomendables.

Aquí debemos hacer una salvedad con la papa y la batata, las cuales por ser feculentas, no deben combinarse entre sí, y no deben mezclarse con legumbres (porotos, lentejas, habas, soja, etc…) ya que de lo contrario generarán gases y digestión pesada al que los consuma combinados.
Las papas y las batatas, sí pueden mezclarse sin dramas con otras verduras y hortalizas, como el zapallo, la zanahoria, la acelga o el morrón.
verduras
Legumbres

Son ejemplos de legumbres: las lentejas, las habas, las arvejas (guisantes), las alubias, los porotos mung, los garbanzos, y la soja (en todas sus variedades)
Las legumbres son las fuentes vegetales predilectas de: hierro, vitaminas B, ácido fólico y proteínas. El vegetariano que no consume legumbres DIARIAMENTE está haciendo mal las cosas y debe replantearse su alimentación. Es muy fácil consumir legumbres en ensaladas, sopas, guisos, milanesas, en brotes, y son de facilísima cocción ya que generalmente solo requieren de agua y fuego.

Es un error creer que el vegetariano debe consumir legumbres varias veces a la semana, ya que debe consumirlas TODOS los días, para obtener su cuota necesaria de proteínas, hierro y vitaminas B.
Las legumbres son excelentes compañeras para las verduras.

Por ser excelentes fuente de hierro, las legumbres DEBEN consumirse junto a alimentos que contengan vitamina C. ¿Por qué? Porque el hierro extraído de fuentes vegetales necesita vitamina C para poder ser absorbido.
Es por esto, que por ejemplo, un plato de lentejas debe contener morrón, o ser acompañado por brócoli o repollo los cuales son alimentos ricos en vitamina C.
En caso de utilizar limón (el cual es compatible con las legumbres) no alcanza con ponerle “un chorrito” de limón sino que hay que exprimir como mínimo 1 limón grande, para que sea significativa la cantidad de vitamina C.

No deben mezclarse entre sí distintas legumbres en la misma comida, ya que generarán gases y pondrán lenta la digestión. Pero sí podemos comer un guiso de lentejas al mediodía, y arroz con garbanzos a la noche, por ejemplo.

Cereales

Son ejemplos de cereales: La avena, las fibras de salvado, el trigo, la cebada, el arroz integral, el maíz, y todos los derivados de cereales (fideos, arroz blanco, pan, galletas, copos de maíz)

No hay problemas de mezclar cereales entre sí.

Al igual que las legumbres, los cereales son una excelente fuente de hierro, vitaminas B, acido fólico y proteínas, y también suelen contener buena base de minerales.

Los cereales integrales tienen una cantidad bastante superior de nutrientes que los cereales refinados. Nosotros aconsejamos nunca más consumir alimentos refinados (como los fideos, el pan blanco, y el arroz blanco) y recomendamos siempre elegir comprar alimentos integrales (como el arroz integral, la harina integral y el pan integral.) El hecho que sea “más rico” no debería justificar semejante pérdida de nutrientes.

Sobre mezclar cereales y legumbres (como el arroz con las lentejas) hay una gran discusión al respecto, hay médicos naturistas que dicen que es sumamente recomendable porque se forman cadenas proteínicas muy completas, y otros dicen que no hay que mezclar hidratos de carbono con proteínas.
Nosotros optamos por darle nuestro sí, al arroz con las lentejas, para aprovechar la excelente cadena proteínica que ser forma al combinarlas. Y también decimos que hay que ponerles morrón y zanahorias picadas, para obtener de esta manera en una misma comida, cantidades significativas de hierro, ácido fólico, vitamina C y vitamina A.
Como dijimos al principio tu cuerpo será el juez, si ves que “repites” dicha combinación o no la digieres bien puedes optar por mezclar las lentejas, por ejemplo, con zapallitos. A los veganos que extrañan los cereales acompañados con yogur, les recomendamos acompañar sus cereales con 1 o 2 manzanas licuadas, ya que la manzana es perfectamente compatible con los cereales.

Semillas

Las semillas son POR LEJOS, los mejores alimentos vegetales que existen. Aquel vegetariano que no consume semillas regularmente, anda perdido por la vida.

¿Por qué?
Porque las semillas tienen las mejores combinaciones de vitaminas, minerales y proteínas. Consumiendo 100 gramos de alguna de las semillas, se obtiene casi todo el porcentaje de necesidades diarias de muchas vitaminas y minerales.

Es muy importante tener en mente que las cáscaras de las semillas dificultan notablemente la absorción de sus nutrientes, ya que las cáscaras están ideadas para proteger a lo de adentro de las semillas.
Si no se muelen o se licuan, las semillas siguen de largo desde nuestra boca hasta el retrete (perdón por ser tan gráficos, pero debe entenderse el por qué de esto.)

En nuestro caso, gustamos de licuarlas a las semillas en una procesadora al momento de cocinarlas, para garantizarnos que los nutrientes no queden protegidos.
Al licuarlas por supuesto, las semillas se deshacen por completo, pero si no tenemos licuadora, debemos molerlas hasta partirlas.
Por ejemplo, hacemos un licuado de semillas de sésamo con manzanas para desayunar, o sopa de zapallo con quinoa y lo licuamos para que quede un caldo bien espeso, o hacemos crema de semillas de zapallo para ponerle al pan, o licuamos semillas de Chia para agregarlo como caldo a la sopa de verduras (que no contenga legumbres)

Las semillas (al igual que las legumbres) mejoran sus propiedades nutricionales si se las deja remojar un par de horas antes de consumirlas. Por ejemplo, si tú sabes que mañana comerás semillas de sésamo, hoy las puedes dejar en remojo al irte a dormir.
Más arriba hemos dicho que hay que consumir legumbres todos los días. Bien, aquí te decimos que esto se puede perdonar si cambias tu ración diaria de legumbres, por una debida razón de semillas. Ya que las semillas suelen ser más completas que las legumbres en cuanto a nutrientes.

No conviene mezclar las semillas con legumbres, ni tampoco con otras semillas. Si bien hay naturistas, que recomiendan mezclar a las semillas para aumentar sus beneficios, nosotros no lo recomendamos, ya que cada semilla, de por sí ya es muy completa, y seguimos el principio de que no hay que mezclar proteínas con proteínas.

Ejemplos de semillas:
Quinoa, es la fuente vegetal más completa de proteínas y la más asimilable de todas (un 70% de asimilación) lo que la convierte en el alimento vegetal proteínico más completo (por encima de la espinaca, la soja, y el arroz con lentejas) Para consumir a la quinoa, necesariamente hay que hervirla (de lo contrario no se puede comer, es como un poroto), cuando la hiervas te darás cuenta que está lista cuando “se abre”. La quinoa necesariamente debe lavarse un rato largo o enjuagarse mínimo 2 veces para sacarle el almidón que contiene, pero vale la pena hacer este trabajo por el gran alimento que contiene.

Amaranto, es la segunda mejor fuente vegetal existente. Tienen “la desventaja” de ser muy muy pequeñita, lo que dificultan mucho ser licuada, pero también se pueden hervir. Muchas tiendas naturistas lo venden como pochoclo (palomitas).

Semillas de girasol, es la mejor fuente vegetal de vitamina E, además de que contiene cantidades significativas de calcio, hierro, y vitaminas B

Semillas de zapallo, es tal vez la semilla más sorprendente ¿Quién se iba a imaginar, por ejemplo, que 100 gramos de las semillas del inocente zapallo, tuvieran 15 grs de hierro?

Semillas de sésamo, es la mejor fuente vegetal de calcio que existe, tan solo 50 gramos de sésamo, tienen más calcio que un vaso de leche. Contiene además grandes cantidades de hierro, zinc, y magnesio.

Almendras y nueces, si bien son considerados frutos secos, por sus propiedades nutricionales las catalogamos como semillas. Cuando consumimos nueces peladas, hay que tener cuidado, porque a veces les rocían químicos encima para matar a los insectos, es preferibles consumirlas con cáscara.

Otras semillas: de alpiste, de chia, de lino. Poseen una gran cantidad de nutrientes, y beneficios para el cuerpo humano, por lo cual se recomienda ampliamente su consumo