Entre el 11 y el 13 de diciembre de 2009, varios miembros del movimiento Zeitgeist en Colombia tuvieron la  oportunidad de visitar la Aldea Feliz en el municipio de San Francisco en Cundinamarca, a una hora y treinta minutos de Bogotá, y como parte del estudio de lo que es una economía basada en recursos y los ejercicios alternativos ya existentes y que sobreviven al sistema monetario. Primero, seguimos agradeciendo a los miembros de la ecoaldea que nos atendieron muy bien y nos compartieron mucho de su sabiduría. Mejor omitir los nombres para no dejar a nadie por fuera. Un fuerte abrazo para ellos.
En la Aldea Feliz, los árboles de café, plátano y naranja, crecen por todo el terreno de tres hectáreas y media, que está junto a un río. La mayoría de las construcciones están hechas en guadua, noble material que es bastante flexible y más que razonablemente resistente, así como abundante y aún no tan costoso en un país como Colombia. Una gran alternativa para la construcción, sin duda. Interesante ver el concepto del sanitario seco, en el que el aserrín es el gran protagonista para crear abono en el futuro.
Las arañas, los pájaros, los gusanos que se mimetizan perfectamente con las hojas, las ardillas, tanta variedad de flora y fauna a menos de 70 kilómetros de Bogotá. La sesión de Budismo Zen de la que fuimos participantes y aprendices, la lluvia de estrellas en una noche despejada lejos de la contaminación de las grandes ciudades…
El clima templado, a una altura de aproximadamente 1500 metros, hace de este sitio un gran remanso de paz. La forma en que se clasifican las basuras, cómo se organiza la cocina, la forma en que se lava la loza, cómo se toman las decisiones en éste lugar, todas cuestiones de interés.
Los calentadores solares que se pretenden instalar son un gran capítulo aparte… Es importante que sigamos haciendo visitas de este tipo y aprender tanto de estas comunidades. Y si bien, no todo es perfecto, porque entre otras cosas éste lugar no es “autosostenible” y el asunto de la convivencia es algo denso, si es un gran ejemplo de que otra forma de vivir es posible.
Los invitamos a ver algunas fotos de esta visita en nuestra cuenta de flickr aquí. A quienes estén en Colombia y quieran visitar la Aldea Feliz, por favor ingresen a su página aquí y recuerden llamarlos con antelación antes de ir a visitarlos para coordinar.
Addendum a ésta publicación: Irónicamente en el periódico eltiempo.com, dónde dificilmente se encuentran éste tipo de videos, se encuentra ésta visita a la Aldea Feliz reseñada en video.