Escrito original de Erick Z del capítulo Zeitgeist en Bogotá, publicada en el Zeitgeist Notepad del capítulo de Bogotá y en el blog en español del Movimiento Zeitgeist.

Muchos dicen que lo peor esta por venir, que las cosas no van a mejorar, que el colapso es inevitable y que no hay mucho que se pueda hacer, que el futuro es sombrío y que estamos en una noche sin amanecer…

Este sentimiento generalizado, para el lector ilustrado o enterado de las ideas del Movimiento Zeitgeist, es obvio y mas allá de eso, ¡Se sabe de donde viene! No obstante en muchos ambientes se percibe una callada desesperación e incertidumbre de lo que nos depara el futuro.

El sistema actual colapsa por que se basa en paradigmas falsos, uno de ellos que los recursos del planeta son infinitos, otro que el dinero representa lo que existe y, en consecuencia es real, y por último la forzada obligación para cada ser humano de competir literalmente hasta la muerte, pues los individuos deben reñir con sus demás congéneres para alcanzar sueños impuestos e ilusiones banales.

Algunos pueden decir que lo anterior es perfectamente normal y que el más fuerte sobrevive, que estamos sujetos a la selección natural… Y… Sí, es cierto. Estamos sujetos a la selección natural, pero también estamos sujetos a los artificios sociales creados por los mismos seres humanos, que tienen sus consecuencias. Por ejemplo, que la gente muera de hambre o enfermedades prevenibles en nuestros tiempos. Todo esto sucede por el simple hecho de que no todos pueden llegar a tener el dinero suficiente, a pesar que la comida y los medicamentos existentes excedan en creces lo que se necesita para toda la humanidad. El dinero está de por medio entre las personas y sus soluciones -y se convierte en un intermediario fatal.

Entonces es posible entender que una vida digna tiene un precio y este se adquiere con dinero y aunque hay suficiente para todos, solo pueden vivir mejor quienes logran conseguir más dinero, pagan el precio y caminan sobre los cuerpos moribundos de quienes no pueden conseguir lo suficiente, que son aquellos que se ven obligados a morir en cuerpo y espíritu pues no logran ser fuertes ya que ni siquiera tienen la posibilidad de pensar bien por que no obtuvieron los nutrientes necesarios, mucho menos la educación, salud o tranquilidad mínimas.

En consecuencia, aunque estemos sujetos a la selección natural tenemos la posibilidad de cambiar muchos aspectos de nuestra existencia si mejoramos y modificamos nuestros artificios sociales para así poder alcanzar un estándar de vida mejor para todos. Una modificación importante de nuestra actual sociedad es que no basemos nuestra economía en la idea del papel moneda, el sistema financiero y el mercantilismo. La alternativa es clara y siempre ha estado ahí pues de hecho ya la hemos usado en alguna medida, la solución es una ¡Economía Basada en Recursos!

No obstante aunque la Economía Basada en Recursos es una solución muy razonable y fácilmente realizable, como se expone en el Proyecto Venus y por parte del Movimiento Zeitgeist, lo cierto es que el cambio, y el proceso que se requiere para lograr la adopción de este nuevo modelo económico hace obviamente que todo se vea difícil, complejo y desalentador; pues el sistema actual y todos aquellos que lo respaldan darán literalmente sus vidas para que todo siga como está y en consecuencia para que la estructura de poder y sus instituciones corruptas continúen. Aunque el sistema actual colapse, una masa luchara y morirá por él porque no conocen nada mejor y no saben que pueden hacer sin el sistema actual.

Entonces el panorama se puede ver muy triste y una noche sin amanecer parece evidente… ¿O no? ¿Acaso es realmente malo que el sistema actual colapse? Pensemos mejor… El sistema actual en realidad beneficia a unos pocos, y a su vez, estos pocos son los dueños de los medios de producción e intercambio… Entonces, si el sistema colapsa ¿Quiénes serían los más afectados? ¿La mayoría que ya está mal o los pocos que viven del sistema y son dueños del 40% de los recursos del mundo? Tal vez el cambio seria lo mejor que le podría pasar a la raza humana y entonces esa noche sin amanecer, esa penumbra constante en la que se sienten muchos, en realidad se revele como una ficción y una excusa más para mantener las cosas como están y los poderes donde están… ¡En el lugar equivocado!

Finalmente debemos aprende a pensar, como lo hemos hecho durante millones de años… como miembros de una comunidad, de una familia, de la familia de los seres humanos y mas allá de eso entender que hacemos pare de una red planetaria en la que estamos conectados con todo y a su vez todo nos conecta, pero para poder pensar así y convertir estas ideas en practicas sociales y reales tenemos que dejar de ver al futuro como una noche sin amanecer, pues las noches por mas frías y oscuras siempre terminan y el día siempre aguarda por los que supieron esperar su llegada. El cambio -y que el nuevo día sea mejor para todos y para cada uno- depende de lo que hagamos en las noches oscuras y el cambio de la humanidad hacia un nuevo paradigma depende de las acciones y decisiones del presente.

Ahora bien si el cambio esta ocurriendo o esta por ocurrir, debemos saber que en este momento las ideas del Movimiento Zeitgeist y El Proyecto Venus no gozan de una aceptación global, ni gran difusión, por lo tanto queda la pregunta ¿Que dirección tomará ese cambio?